PDVSA lava tanqueros a mano mientras la industria colapsa

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Reuters/

Bajo el abrasador sol del Caribe, en la costa occidental de Venezuela, trabajadores con trajes de buceo limpian a mano las manchas de crudo del casco del tanquero Caspian Galaxy, que está tan sucio que no puede navegar en aguas internacionales.

El buque es uno de los muchos operados por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) que frecuentemente se ensucian con crudo en dos de los principales terminales del país, esencialmente por fugas en tuberías oxidadas.

Los tanqueros deben ser limpiados constantemente antes de zarpar a muchos puertos extranjeros que no admiten barcos manchados que podrían contaminar sus muelles, instalaciones de despacho u otros buques.

La laboriosa operación de limpieza es una de las causas de los retrasos crónicos que afectan a decenas de tanqueros que transportan crudo venezolano a clientes de PDVSA en todo el mundo, según tres ejecutivos de la estatal, ocho empleados de firmas marítimas que contratan con PDVSA y datos de seguimiento de embarcaciones de Thomson Reuters.

Otras razones incluyen retrasos en reparaciones y la retención de embarques por parte de proveedores de servicios, a quienes PDVSA les debe dinero.

El rezago en las exportaciones de petróleo está reduciendo el flujo de dinero que entra a la asfixiada economía del país OPEP, donde los ciudadanos luchan contra la inflación más alta del mundo y una escasez de alimentos y medicinas que ha revivido una ola de protestas antigubernamentales.