España afirmó que no hubo secuestro de embajador venezolano en Madrid

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Universal/

El portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró hoy que “en ningún momento se ha producido un secuestro” del embajador de Venezuela en España, Mario Isea, en el centro cultural donde en la noche del jueves se manifestaron un centenar de personas contra la situación que se vive en su país.

“La Policía garantizó su salida segura, si ese hubiera sido su deseo”, subrayó Méndez de Vigo tras la reunión semanal del Gobierno, después de que el embajador Isea denunciara que un grupo de manifestantes lo tenía “secuestrado” en Madrid mientras participaba en un acto en un centro cultural venezolano, según reseñó Efe.

Según el portavoz español el Ministerio de Exteriores estuvo permanentemente “a la escucha” del embajador y hubo un dispositivo de seguridad que garantizó “en todo momento” la seguridad de los diplomáticos y participantes en el acto, dedicado al Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado.

Méndez de Vigo dijo que las salidas del centro cultural donde se encontraban Isea y sus acompañantes “nunca estuvieron bloqueadas” y añadió que el propio embajador agradeció las medidas que se habían adoptado por parte de las autoridades españolas.

Isea, quien explicó que la manifestación estaba permitida hasta las 20.00 horas locales, denunció que dos horas más tarde aún había un grupo numeroso de personas “violentas” que le impedían salir a la calle a él y al resto de asistentes al acto.

Sin embargo, fuentes de la Jefatura Superior de Policía informaron a Efe de que a esas horas apenas quedaban manifestantes en la calle y añadieron que mientras duró la protesta no se produjeron “incidentes policiales” ni daños personales o materiales.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha sido preguntado por este asunto, Méndez de Vigo reiteró la postura “clara” del Gobierno respecto a la situación en Venezuela y ha recordado la petición, formulada también por la Unión Europea, para que “haya elecciones que pongan fin a esa situación”.

Los manifestantes eran venezolanos residenciados en España que rechazaban la muerte de ciudadanos durante las protestas que se han realizado en el último mes en rechazo al Presidente Nicolás Maduro.