Diputado Bozo: “No defendemos vándalos, exigimos que se respete el derecho a civiles y la Constitución”

Ante las detenciones del Plan Zamora en Carabobo y pase a juicio de más de 40 ciudadanos, el diputado a la Asamblea Nacional (AN) Marco Bozo, advirtió que no amparan vándalos, sin embargo, dijo que no permitirán que se violen los derechos de civiles por lo que exige se respete el debido proceso.

“Son 780 detenciones (…) Hay presuntos vándalos detenidos, pero también hay gente inocente, protestantes y mirones. Pudiese entonces ocurrir que un manifestante pacífico sea retenido en cualquier circunstancia y luego ser juzgado en un tribunal militar”, increpó.

Las declaraciones fueron ofrecidas este lunes durante una entrevista para el programa radial Alba y Sergio del Circuito Onda.

Para legislador, lo ocurrido en la entidad carabobeña la semana pasada se trató de un “plan orquestado” durante tres días de ausencia de los cuerpos de seguridad, con el objetivo de crear el caos, causar miedo en la gente y mermar la participación activa del pueblo en las manifestaciones pacíficas de calle.

“No queremos pensar que lo sucedido en el estado fue un plan piloto para generar zozobra y miedo en otras zonas del país. Porque vemos cómo se despliegan grupos de seguridad como la PNB y GNB  para reprimir manifestaciones pacificas, pero no así para poner freno a la situación anárquica de grupos armados”.

El también coordinador regional de Primero Justicia, informó que estas acciones vandálicas dejaron destruidos más de 90 locales comerciales, entre almacenes, fábricas, cadenas de supermercados y hasta pequeñas bodegas de varias comunidades, siendo los municipios más afectados Valencia y Naguanagua”.

Bozo, repudió las acciones vandálicas que afecta a unos 5 mil puestos de trabajo de forma directa e indirecta, no obstante, aclaró que tiene que haber coherencia en el uso de las fuerzas policiales.

Señaló que la red de distribución también se ha visto afectada, por el saqueo de vehículos de carga pesada que transportaban productos y alimentos.

Enfatizó que la brutal represión de 40 días de protesta, dejó un lamentable saldo de 37 personas muertas en el país, de las cuales 7 han resultado de las manifestaciones pacíficas en Carabobo. Recordó que la última víctima de la jurisdicción fue el joven Hecder Lugo (22) ocurrida en el sector Tulipán de San Diego.

“Nos enfrentamos a un aparato represor minúsculo que sólo le queda la fuerza; y de este lado lo que hay es valentía coraje y ganas de transformar al país (…) Esta resistencia no violenta tiene que seguir hasta vencer y hasta que hagamos respetar la Constitución y las leyes”.