Denuncian corrupción en distribución de Clap, en municipio Diego Ibarra

Comparte esta noticia
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Es grave la situación del sistema de alimentación Clap en el municipio Diego Ibarra, ya que esos productos de primera necesidad que deberían llegar a esta jurisdicción, son desviados y vendidos en otros municipios”. Así lo denunció Carlos Motta, coordinador municipal de la MUD y dirigente de Proyecto Venezuela en esa localidad.

 

Informó que las bolsas clap deberían llegar mensualmente a Mariara, sin embargo desde noviembre no llegan. Los encargados “se pagan y se dan el vuelto”, pues desvían los productos a otras partes, afirmó.

 

-No es justo que este programa llegue a algunas comunidades cada 3 meses o más, porque son desviadas al antojo político de Marcos Frías, presidente del Concejo Municipal y jefe del estado mayor de alimentación de Diego Ibarra, quien juega y se burla de la necesidad de los vecinos dejándolos sin alimentos.

 

Denunció que similar situación se produce con la harina de trigo destinada a las panaderías artesanales en las comunidades populares. “Sabemos que estos productos, así como los del programa Alinca, que envía la Gobernación del estado, están siendo vendidos fuera de Diego Ibarra, mientras más del 50% de la población de nuestro municipio ni siquiera ha visto por primera vez una bolsa clap.

 

El dirigente del partido del sol, lamentó que Frías mantengan a los vecinos “entretenidos llenando planillas para tenerlos ocupados, sembrándoles falsas esperanzas de que recibirán este beneficio”, mientras él hace sus cuadres políticos.

 

Visiblemente indignado, señaló que “el gobierno nos quiere imponer una Asamblea Nacional Constituyente, que no va a resolver el hambre que están padeciendo millones de venezolanos, entre tanto sus dirigentes corruptos le quitan la comida al pueblo”.

 

Tal como lo ha señalado en otras oportunidades, insistió en que las bolsas clap deben ser vendidas por familia y no por casa, sin embargo en Diego Ibarra no sucede así, aún cuando hay casas donde viven hasta 3 familias pequeñas, el contenido de la bolsa no alcanza ni para una semana en una vivienda donde habitan hasta 10 o 12 personas.

 

Para concluir, el joven dirigente de Proyecto Venezuela, Carlos Motta, hizo un llamado contundente a las autoridades, al Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y contralorías sociales para que investiguen quién o quiénes son los responsables de dejar sin bolsas clap, harina de trigo y programa Alinca a los diegoibarrenses.