Aarón Rodríguez: Maduro lleva al país hacia un callejón sin salida

Aarón Rodríguez Moro, dirigente del partido Voluntad Popular en Carabobo, aseguró este miércoles que el gobierno de Nicolás Maduro estaría lanzando al país hacia un callejón sin salida, de insistir en violentar el estado de derecho venezolano, con el llamado al proceso constituyente tal y como ha sido planteado en las bases comiciales presentadas al Consejo Nacional Electoral.

Rodríguez cree que el primer mandatario nacional lejos de estar contribuyendo con la paz en el país, tal como lo ha querido hacer ver, está propiciando un mayor clima de conflictividad social, pues el pueblo venezolano ha demostrado estar dispuesto a defender la actual constitución y la democracia venezolana a costa de lo que sea.

“El oficialismo ha demostrado una gran irresponsabilidad al plantear ese llamado a una constituyente en momentos en el que el país está presentando el mayor grado de conflictividad social de los últimos años, debido a la grave crisis económica y social que padecemos los venezolanos”.

Aseguró que “para un gobierno que ha demostrado obtener los peores resultados en materia económica, a pesar de haber gobernado prácticamente por decreto desde sus inicios, sería un error histórico otorgarle un cheque en blanco para que modelen un Estado a la medida de sus incapacidades, pues insistir en las erradas fórmulas del socialismo del siglo XXI continuará perpetuando la escases, la miseria y todo el cúmulo de desaciertos producto del saqueo a la que hemos sido sometidos durante estos 18 años”.

El activista de Voluntad Popular cree necesario que el pueblo venezolano asuma la rebelión cívica y pacífica como un precio que hay que pagar para hacer respetar el estado de derecho venezolano vulnerado por un gobierno a quien le importa poco la gente, hecho que queda evidenciado cuando es capaz de lanzar asesinos vestidos de Guardias para reprimir a la gente y llegar hasta el punto de arrebatar la vida de los jóvenes de la patria.

“Ha llegado el momento de que todos asumamos la lucha cívica y pacífica, no violenta, como bandera, pues los derechos hay que conquistarlos entre todos, y en estos momentos esos derechos han sido conculcados por una cúpula corrupta que no sólo nos roba el presente, sino también nuestro futuro, porque cuando asesinan al estudiante, al joven que protesta en las calles abriéndose camino ante las adversidades, se está atentando contra el futuro del país entero”.

Rodríguez agregó que es absurdo que al pueblo no se le consulte si desea o no una constituyente para redactar una nueva Constitución que regulará la vida republicana y los destinos del país en los años subsiguientes.

“Eso sería como firmar un contrato sin leerlo, sin estar de acuerdo con sus postulados. Una Constitución no es poca cosa; es el fundamento mismo del Estado. El pueblo es un elemento esencial del Estado y debe decidir si está de acuerdo o no con reformar o hacer una nueva Carta Magna. En caso de querer hacerlo, es la misma gente la que debe dar el visto bueno o aprobación una vez se ha redactado. De lo contrario todo el postulado quedará en letra muerta”.